10.6.11

Iba yo a patinar más tierno que un plátano negro cuando un tío muy raro en una tabla muy corta me mostró ciertas bases del longboard.
Aquello me encantó, me cautivó del todo, no podía sino asumir todas esas ideas como propias del momento en adelante.
Hice lo propio con cada nuevo ser patinante con el que topé, alguno saluda con alegría, a alguno no le resulta agradable y algunos son buenos amigos.
El tema empezó a ponerse negro, los porcentajes a cambiar y los algunos que levantaban el mentón empezaron a ser un número importante.
Empecé a no saludar, empecé a odiar que el deporte creciese, empecé a ponerme de mala hostia cada vez que salia a patinar, empecé a no patinar.
Me propuse crecer con todo esto, intentar que todo siguiese como a mi me lo habian enseñado, transformar la familia en una gran familia.
Saludo a cada longboard, si me voy a patinar le invito a mi plan, le enseño el foro, le cuento los eventos más próximos e intento transmitir toda la bondad posible, me sigue jodiendo igual el postureo, pero hago todo lo que buenamente puedo para que en el longboard siga habiendo el mismo amor que yo he sentido que ha habido siempre, porque me encanta cuando llego al parque del oeste y me tiro cinco minutos saludando y veinte para irme, porque hay treinta amigos conmigo y no veo el momento de marcharme.

Raúl, Javier, os quiero decir que uno un dia se compra un patinete , se hecha unos amiguillos, unos colegas con los que emborracharse como una canica, porque patinar, patinamos poco o na', y en el momento menos pensado está uno conduciendo una furgoneta psicodélica morada del 83, por la carreterita del Cap de Creus, con un atardecer que ya lo pillase Juan Rayos (Juan, esta es con amor), con un discazo por los altavoces, con dos chicas que eran una delicia asomandose por la ventana del techo y con uno grabando con una cámara de medio kilo las peripecias del otro.

Estoy encantado.

Un besito a todos y a todas.

Quique.

3 comentarios:

ra. dijo...

Perder las buenas costumbres? Jamás Henruli jamás!

Saludaré, y no espero ser saludado! Patinaré, y espero no ser arrollado...! Con o sin rodamientos, rodaré!... mi buen amigo escribano-.

Disfrutemos como siempre, con su conexion y coherencia. Saboreando el aliño personal de la reunión, con canicas, lombrices y perdices con cicatrices .

Apatalongos, apetizzers y a por todas.

Raulimetres Cartago

--------------------------
ps: me gusta este lugar henrizo :=)

fer50-lg dijo...

El longboard crece lo cual es grande... una cultura surf enriquecedora que poco a poco mas gente va conociendo; pero bueno tiene un pequeño coste; algún que otro no se entera que esto va de hermanamiento y simpatía como forma de actuar.

Pero no nos lo van a estropear ?NO¿

Rodrigo Joe dijo...

me gusto mucho lo que escribiste. y mas alla de las latitudes diferentes, los sentimientos no cambian. es un bajon que lo que para algunos como nosotros es un sentimiento genuino, de pertenencia y goze total del alma, para otros sea pura moda y la "careten" diriamos aca en Uruguay, pero bueno, encontremos nuestro centro y a seguirle dando que es la que queda! a gozar ! buenas ondas desde Uruguay, latinoamerica presente !!
www.maldonautas.blogspot.com

(agregado tu blog a mi seguimiento)