21.4.10



Una buena hostia es un remedio estupendo para que se te baje el pedo, a mi se me ha bajado tanto que no rindo ni la mitad, parece que he retrocedido a septiembre, mi cabeza dice "por ahi", "ahora sube eso", "agárrate ahi", "mete ahi la rueda", pero fisicamente estoy ancianolescente, no me responden las patas, no me sale ni el derrape frenador, es casi el fin del mundo.
Espero que algún dia me salga algo asi:


1 comentario:

Anti Ollie dijo...

Yo ayer me calcé una buena hostia.
Pero lo mejor es que fue en casa. Tengo la mala costumbre de recorrer el pasillo en un mini long (por llamarlo de alguna manera) y cuando quise darme cuenta estaba retorciéndome de dolor en el suelo. Típica hostia tonta pero dolorosa. Salud.