24.3.10

El niño Flores


Hoy casi atropello a mi profesor de estadística. Es ese tipo de persona con la que no quiero tener nada que ver. Altivo, siempre jactándose de sus riquezas, menospreciándonos, con ataques de ira, desestructuración del temario ( => mental). Un gilipollas. Además se parece bastante a Franco, pero éste con bastante más barriga. No sé que les pasa a los calvosgordos, que se deben sentir inferiores y nos putean gratuitamente, unos dictan en el pais y otros en clase. Es como cuando te achucha un Twingo, un Smart o un Mini, como todos los demás coches les joden por ser pequeños, están acomplejados y se aprovechan de cualquier ser inferior, vease patinador.
A lo que iba, patinaba yo por Bilbao (a tomar por culo de la uni), paso al lado de una marquesina y sale de detrás un enano con gabardina, boina y gafas de sol, derrapo, giro, me mira mientras me alejo. Seguramente habré alimentado su alta estima hacia mi persona.

3 comentarios:

Adrián dijo...

Tengo un profesor parecido... otro cabronazo prepotente...

...por cierto, mi padre es calvo, gordo y un buen tio... jaja

Quique dijo...

Era por ponerle a parir un rato, no lo malinterpretes :)

Adrián dijo...

lo se tio :)